lunes, 30 de marzo de 2009

De saltos cuánticos y apagones

Tras decir adiós a Hai Phong, la ciudad en la que hemos pasado el último mes, y a las personas con las que hemos convivido todo este tiempo, viajamos a Hanoi desde donde volaremos con destino a nuestros hogares; excepto Debbie que pasará quince días en China antes de regresar a NY.



Revisamos en el minibús nuestros itinerarios de vuelo y al hacerlo nos damos cuenta que la despedida será inevitable. Cóctel de sentimientos, pena por separarnos de tan buenos amigos, alegría por volver a encontrarnos con nuestros seres queridos y algo de vértigo pensando en el aterrizaje en nuestro universo habitual, porque cómo me dijo un amigo la experiencia que hemos vivido es como un salto cuántico.
-
Por la ventanilla del minibús dejo atrás a los búfalos a los campos de arroz, a los niños descalzos y pienso en que ahora soy un electrón con la energía suficiente para dar un salto, modificar mi estado y cambiar de órbita…, Mark me devuelve a la realidad metiéndome el móvil por la oreja para enseñarme una foto de su hijo vietnamita.
-
Llegamos a Hanoi el viernes por la tarde y nos recibe en el hotel una comitiva de mujeres empresarias de Hanoi con las que pasamos la tarde antes de ir a cenar con Mark que nos invita para despedirse de nosotros. Después de cenar nos vamos a tomar una cerveza a una terraza desde la que observamos divertidos el caos de tráfico de la ciudad.

video

El sábado día de turismo y compras. Visita al museo de Etnología de Hanoi, donde se exhiben las numerosas etnias que conviven en Vietnam, a algunas las reconocemos porque las hemos visto en persona, que es mejor que disecadas. En el museo utilizan el programa de IBM TryScience para los niños.




Arjan parece estar en su salsa regateando, compramos palillos, bolsos, sombreros, camisetas, pantalones de seda, comparado con España todo es super barato, aunque haga falta sacar un millón de dongs vietnamitas (menos de 60$) del cajero para poder pagar las compras, Vietnam es el único país en el que he estado donde soy millonaria. Ahora me acuerdo de la gente que me aconsejó dejar hueco en la maleta y a la que no hice caso.




Pero aunque juguemos a ser millonarios, después de pasar un mes comiendo en casas o en restaurantes callejeros nos parece algo caro un sitio que recomiendan en las guías, a una media de 8 dólares el plato y seguimos caminando por Hanoi buscando donde cenar cuando nos topamos con una plaza donde se celebra la hora del planeta, multitud de personas frente a un escenario en el que actúan músicos y donde en breve aparecerán las autoridades para apagar las luces de la ciudad durante una hora, la cena tendrá que esperar. Nos confundimos con la multitud y enseguida nos ofrecen unas velas que necesitaremos encender en breve, jóvenes y mayores descendiendo a la oscuridad para poder ver la luz, a veces es necesario.


La mañana del domingo la pasamos en un café con conexión a Internet preparando las entrevistas con los medios de comunicación que tendremos el lunes: IT and Life Program, Vietnam ICT News y The News Voice of Vietnam, lo que nos sirve para rememorar las cosas que hemos vivido durante este tiempo. Por la tarde alguna compra más, masajes a 4 dólares y empezamos a decir adiós a los que parten primero: Debbie, Ashok y Joanna, el lunes, después de las entrevistas, nos vamos el resto.




Los saltos cuánticos son la causa de la emisión de luz, al decirles adiós percibo la nueva luz que irradian sus miradas.

viernes, 27 de marzo de 2009

Lágrimas de cocodrilo

Hace unos días recordé a mi cliente que el jueves de esta semana era el último día que trabajaba en su empresa y lo que tenemos pendiente se ha convertido en urgente, el tiempo vuela y quedan otras muchas cosas que hacer como por ejemplo preparar el informe final de mi asignación. Ya renuncio a dormir más de cinco horas. -
-
El miércoles filmé dos entrevistas con mi intérprete como reportera, una con Ms Hang y otra con Mr Phuong. Son sólo dos preguntas pero quería tener un breve testimonio de cada uno. Cuando estén traducidas, el último encargo para Huyen, subtitulo el video y lo incluyo en el blog. Por la noche, barbacoa interior con huevos artificiales para despedirnos de Ms Hang que se iba de viaje al sur de Vietnam y el jueves ya no pasaba por la oficina. A alguien se le ocurrió poner huevos sobre el carbón y estallaban al calentarse. Maiz, mango, patatas dulces, castañas y pescado seco fueron los ingredientes.





El adiós a Ms Hang muy emotivo.

-

El viernes nos íbamos definitivamente de Hai Phong e invité a desayunar a Mr Phuong y a Huyen que bromeaban sobre quedarse en el hotel todo el día al enterarse que podían comer lo que quisieran del buffet. Me acompañaron a mi habitación mientras terminaba de hacer el equipaje y pasamos un rato muy divertido. En el hotel nos prepararon un desayuno especial y podéis ver a Mr Phuon, su novia y Huyen con unos souvenirs que les traje desde Madrid, they love España.



Antes de irnos, los intérpretes cobraron su primer sueldo, estaban encantados y dijeron unas palabras muy bonitas sobre su experiencia. También nosotros, porque sin ellos no hubiéramos podido hacer nuestro trabajo y sobre todo que después de un més juntos, somos amigos. Para ellos ha sido una experiencia única porque son estudiantes de universidad y es la única oportunidad que han tenido hasta ahora de hacer prácticas con extranjeros. En particular Huyen se ha transformado, cuando llegué era como un gatito tímido y ahora no hay día que no me cuente cosas sobre su futuro, cómo por ejemplo que está pensando cuando se gradúe este verano en continuar sus estudios en Inglaterra, cosa que para un vietnamita es algo importante porque según nos cuentan suelen salir poco o casi nada de su país. Además poco a poco se le ha reducido el miedo a ir en coche. Me alegro un montón por ella.
Aquí está Mark, que nos acompañaba a Hanoi en el minibús y que este més ha tenido un hijo con su mujer vetnamita, entregando el primer sueldo a los intérpretes.

Y mientras hacemos tiempo para que todos estén preparados jugamos un rato al shuttlecock, ¡ya le damos cuatro patadas seguidas sin que se nos caiga al suelo!Fotos, fotos y más fotos, en infinitas combinaciones nosotros, los intérpretes, la cámara de Comercio, trabajadores del hotel... y cocodrilos que nos os he contado que viven a sólo unos metros de nosotros y que creo que no se sabe la explicación de por qué lloran mientras comen.


Y llega la despedida, abrazos y lágrimas reales que nada tienen que ver con las del cocodrilo.


Echaré de menos a muchos, pero sobre todo a algunos niños del orfanato. - -
Os seguiré contando; este fin de semana en Hanoi volvemos a reunirnos con la presidenta de la asociación de mujeres empresarias, con un organización de micro créditos que nos interesa mucho y el lunes tenemos tres entrevistas con medios de comunicación que se han interesado por nuestro proyecto y trabajo en Vietnam, ya os diré si publican algo.

martes, 24 de marzo de 2009

La tierra y el agua ayudan a crecer

El director de la empresa de Gosia está de viaje y hoy viene conmigo a las oficinas de mi cliente. Vamos a tratar temas relacionados con recursos humanos, osea personas. ¿Cómo organizar la estructura de la empresa?, ¿como delegar autoridad?, ¿Como definir el rol de cada uno?, ¿Cómo hacer entrevistas de selección?, ... una batería de preguntas para las que nos hemos preparado. Pero no es suficiente, yo llevo varias semanas trabajando con mi cliente y a Gosia la conocen poco por lo que tengo que hablar con Ms Hang para convencerla de que es buena idea que hablemos las tres, al final accede. Nos sentamos muy juntas en los sofás de su despacho, y da comienzo una lección sobre simbología china, algo de Feng Shui y del arte de leer las manos. Equilibra su atención en cada una de nosotras que nos miramos sorprendidas mientras el reloj avanza y no hemos ni rozado los temas que venimos a tratar en la reunión. Pero esto es mucho más interesante, sabemos que es una forma de establecer la conexión necesaria para poder empezar a hablar, y ésta llega en forma de elementos naturales, Ms Hang es un árbol y Gosia y yo el agua y la tierra que le pueden ayudar a crecer, nosotras no podemos estar más de acuerdo. En un momento de la conversación se menciona la palabra IBM y se produce un giro inesperado, Ms Hang comienza a hablar de la cultura de una organización y a relacionarla con temas de personal de su empresa y cuando aún rozábamos el tema una voz a lo lejos nos dice que la comida está lista. En el reloj de la pared son las 12:00, en mi reloj natural el tiempo no se ha movido desde las 09:00.
-
El gesto con las manos simboliza amistad.
Y tan amigas que no podía faltar una pequeña siesta. Napoleón a caballo nos observa desde la pared; me cuentan que hubo un general vietnamita que expulsó a los franceses y americanos de Vietnam al que llamaban el Napoleón rojo.
-
Por la tarde continuamos la reunión, ya como las habituales, muy productiva al estilo occidental. Acabamos tarde y tras comentarle a Ms Hang que le sienta bien su nuevo corte de pelo nos dice que si queremos cortárnoslo igual, le decimos que no, que gracias pero insiste en invitarnos a la peluquería donde nos dan un increíble masaje de cabeza de una hora (cara incluida) y nos dejan el pelo tan liso que parece lamido por una jauría de perros.

Esta semana toca despedida y hoy invitábamos nosotros a representantes de la Cámara de Comercio y a nuestros intérpretes a cenar. Al entrar al restaurante un mono en una jaula, como una de las opciones del menú, igual que las langostas al entrar en las marisquerías. Lo pides, le cortan la cabeza y a la cazuela. Al salir de cenar seguía en la jaula, menos mal.

La cena muy divertida, los intérpretes son geniales, aquí tenéis a Debbie y al portavoz de los intérpretes diciendo unas palabras. Debbie de rodillas, si se pone de pié está muy lejos porque cenamos en el suelo.





lunes, 23 de marzo de 2009

Círculo de confianza

Hoy lunes comienza la última semana de nuestra asignación en Vietnam y quedan menos piezas del puzzle por encajar. ¿Os acordáis de la boda, del show de TV, del SPA, etc.?, pues todo forma parte del mismo círculo de confianza.
-
Esta mañana he acompañado a mi cliente a visitar varias empresas que contratan sus servicios porque una de las cosas que me parece que tienen en común las pymes con las que trabajamos es que, en general, no conocen lo suficiente el mercado al que se dirigen. La semana pasada preparamos un cuestionario en inglés y vietnamita, para hacer un análisis de mercado en Hai Phong y hoy lo hemos puesto a prueba con los clientes de Mr Phuong.
-
El primero, una fábrica de muebles que va viento en popa, cuyo presidente es el padre del novio de la primera boda a la que asistimos. Fotografío algunas cosas de su despacho mientras le esperamos tomando un té.




Buena suerte y dinero
- Más dinero
-
Con el presidente de Vietnam
-
Los primeros quince minutos de la hora que hemos estado con él nos ha enseñado las fotos de novios más bonitas que he visto nunca, parecía una edición de Vogue, para hacerlas los novios fueron durante varios días a una isla. La celebración de la boda ha sido la campaña de comunicación más importante del año para su empresa, y es verdad porque entre los más de 1.500 invitados que asistimos a la boda estaban los principales empresarios, políticos, etc. de la ciudad. Ha contestado interesado a las preguntas de Mr Phuong y aquí estamos al terminar la reunión.




Segunda visita a una empresa de educación para reunirnos con el director que resulta ser uno de los concursantes del show de TV. Es muy simpático pero ya no es mi favorito, según me cuenta, su mujer estuvo enseñándole unos días antes del concurso como cuidar al niño.



Y por último visita al SPA, que ya no estoy segura si es de Ms Hang o de una amiga. Tercera puesta a prueba del cuestionario y parece que funciona, porque además de ayudar a conocer mejor a los clientes durante la conversación surgen oportunidades de colaboración.
-
Al terminar la tarde me invitan al cumpleaños de un amigo dentista que resulta ser uno de los patrocinadores del show de TV, otra pieza que encaja en el puzzle. Esta vez no le acompaño, me esperan en el hotel, tengo cosas que hacer y me gustaría dormir algún día más de cinco horas.

domingo, 22 de marzo de 2009

Surcando la bahía

Este fin de semana hemos alquilado un barco para navegar en la Bahía de Halog, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Es un laberinto marino con más de 2.000 elevaciones de roca, que si tenéis ocasión de visitar os recomiendo. Según la leyenda un dragón se lanzó al agua y con los movimientos de su cola creó los islotes. Halong significa dragón que desciende.
-

Con la superficie del mar en absoluta calma el barco se deslizaba por el agua como una pastilla de jabón y aún con el cielo cubierto de nubes el paisaje era impresionante.
-

Visitamos la isla de Dao Titop, que es el nombre de un ruso que estuvo allí con Ho chi Minh y subimos 400 escalones para llegar a la cima. Antes de volver al barco, Gosia y yo nos bañamos en una pequeña cala, la temperatura del agua como la del Mediterráneo en Semana Santa aunque mucha corriente y algo sucia.
-

La noche del sábado fondeamos en mitad de la bahía, sólo se oía el murmullo lejano del karaoke de algún otro barco. Sobre el agua baile de insectos que brillaban en la oscuridad como diminutas estrellitas, algunas se apagaban tras ser engullidas por peces hambrientos. Nuestra cena en el barco y con conversaciones muy entretenidas como la de los matrimonios concertados en la India. Es el último fin de semana que pasamos todos juntos.
-

El domingo madrugamos para ver amanecer y visitamos otra isla, en la que hay una cueva inmensa y muy bonita: Hang Sung Sot. El resto del día a seguir navegando, una pena que terminara, entre mis antepasados debe haber algún pez, porque el mar es como mi segunda casa.


video

viernes, 20 de marzo de 2009

Mi primer rollito vietnamita

Me refiero a comida, por si habéis pensado otra cosa. Huyen, mi intérprete, ha organizado en su casa una cena de amigos con clase de cocina incluida en la que he aprendido a preparar spring rolls y otros platos típicos de Vietnam. Para corresponder he cocinado una tortilla de patatas. Aquí tenéis una prueba de fusión de culturas, España y Vietnam a fuego lento:


Todo listo para empezar, con Nhung la amiga de Huyen que se ha encargado de hacer la compra mientras nosotras trabajábamos.


Con Quy y Hiep preparando mi primer rollito.

Huyen con la fruta del dragón.


A partir de hoy ya estoy lista para organizar una comida vietnamita, sólo me falta comprar los palillos y encontrar los ingredientes.

Mañana sábado y ... ¡nos vamos a pasar el fin de semana en barco a la bahía de Halong!

miércoles, 18 de marzo de 2009

Mujeres emprendedoras

El miércoles viajo con Ms Hang a Hanoi, quiere que conozca alguno de los negocios que tiene allí y le de alguna sugerencia. Madrugamos porque el trayecto es largo y al subir al coche me avanza algunas de las cosas en las que quiere que le ayude, como por ejemplo a ser perfecta. Nos acompaña Huyen que está muy contenta porque Ms Hang le ha ofrecido trabajar con ella cuando termine la universidad.
-
Parada en las afueras de Hanoi para visitar a una amiga que tiene una empresa de productos tradicionales de cerámica hechos a mano. Nos enseña todo el proceso mientras su marido se fuma una pipa en el suelo del taller.



Junto a los talleres hay un mercado donde compro algunas cosas. Ms Hang se ocupa de regatear y, como podéis ver, de seleccionar minuciosamente las piezas mejor acabadas.


Después de comer visita a la zona de producción de seda y venta de ropa y no encuentro mi talla de las cosas que me gustan, la mujeres vietnamitas son en general menudas y lo que me gusta no debe ser lo mismo que compran los turistas. Pasamos muy rápido pero yo creo que estas máquinas son de adorno y llevan años sin funcionar.


Y tras algunas gestiones por la ciudad, reunión y cena con Ms Hong, que tiene una empresa de Marketing y Comunicación además de dirigir la Asociación de Hanoi de mujeres emprendedoras. Es una de las mujeres más interesantes que he conocido desde que estoy en Vietnam. La semana que viene nos vemos de nuevo. Su asociación ayuda a las mujeres que se han arriesgado a montar una empresa en una sociedad en la que encuentran aún muchas barreras.